¿Qué tal querido amigo de la red?
ya que te estás dando una vuelta en este tu espacio, permíteme presentarme. Me llamo Manuel Pozo Cabrera, nací en el histórico pero no menos hermoso, Estado de Querétaro y me declaro muy enamorado de nuestro querido y vasto pero maltratado México.

Antes de que siguas leyendo, déjame aclararte algo; esto no como parte de un slogan o argumento político, por el contrario, quiero exponerte una realidad: la percepción que se tiene de los políticos en nuestro país, es negativa ya que en buena medida muchos de mis homólogos manchando la virtud de su cargo y compromiso contigo se han ganado a pulso tu desprecio y el mío, ya que con ello han roto los vínculos entre tú y yo.

Esto me parece muy lamentable porque, por este motivo, muchas personas dejan de creer en que la construcción de un mejor México se logra con el trabajo hombro con hombro entre la ciudadanía y sus servidores; hoy por hoy nos encontramos en un contexto en el que el ciudadano prefiere prescindir del político para lograr alcances sociales,quitándonos por default la oportunidad a quienes verdaderamente nos formamos con y para la sociedad, ejerciendo esta exigente pero hermosa profesión de ser servidor público.

Por ese motivo quisiera hacer ahora mismo una tregua y un pacto contigo: dame la oportunidad de mostrarme tal cual soy, déjame que te cuente de mis actividades como servidor público, como padre, hermano e hijo, como mexicano; permíteme mostrarte mis inquietudes, mis análisis y ¿por qué no? Mis reclamos y propuestas ante lo que no se está haciendo bien en México y lo que falta por hacer, las cuales te presentaré con puntualidad en cada una de las secciones de esta página así como de mis redes sociales.